Les preguntará: “¿Cuántos años estuvisteis en la Tierra?”

¡Observa!

Mira como las violetas silvestres florecen

Dentro del recinto vedado.

―Shida Yaba (1663-1740)

Adaptado libertinamente al español por despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Layla tiene un vedado en el jardín amurallado de la verdad, donde florecen las violetas mecidas al viento de una predestinación que no deja de susurrarnos el camino de vuelta a casa.

Es un jardín de delicias rodeado del fuego de la extinción, que aniquila a los que recordaron tras haber olvidado quiénes son y porqué fueron depositados en la planicie terráquea. Después de la aniquilación en la luz de la contemplación de su intimidad sagrada en el recinto vedado de la verdad, Ella los devuelve a la vida como testimonio para que los que merodean Sus lucen sepan que todo brilla por la luz del alumbramiento, y no por las cosas alumbradas, y que todo es beatitud y gozosa dicha desbordada. ¡Aleluya!

Como los enamorados hicieron olvido de todo lo que no es Ella, Ella los orienta. Como los enamorados apagaron las luces mundanas para tenerla solo a Ella, Ella los ilumina. Como los enamorados se humillaron para besar la tierra, por no poder besar Su noble rostro, Ella los encumbra. Como los enamorados hicieron dejación de todo, Ella los responsabiliza de todo para que el día y la noche se sigan alternando y la Torta Terráquea siga siendo el asiento del gozo de Su recinto vedado y el foco-sumidero de Su gloria.

La hora de la gran tribulación apocalíptica, en la reabsorción de la luz en la luz, se cernirá sobre los despreocupados que vivieron y murieron a oscuras -esto es, encubriendo la verdad en el velo de sus impostadas vidas- cuando el último enamorado muera. Y entonces, a los que desperdiciaron sus vidas alejados de la verdad les parecerá que todo no fue, sino un sueño de juegos y palabrería vana.

(112) Les preguntará: “¿Cuántos años estuvisteis en la Tierra?” (113) Dirán: “Estuvimos un día o parte de un día. Pregunta a los que llevan la cuenta.” (114) Dirá: “Si hubierais sido conscientes, habríais comprendido el poco valor que tenía vuestro tiempo.” (115) ¿Acaso contabais con haber sido creados como un pasatiempo y con que no habríais de volver a Nosotros? (116) ¡Ensalzado sea Allah –el Soberano, el Perfecto! No hay ilah, sino Él, Señor del noble Arsh. (117) Quien falto de argumentos dé poder a otro que a Allah, su cuenta estará con su Señor. Nunca los encubridores saldrán victoriosos. (118) Suplica a tu Señor que perdone y tenga rahmah, pues Él es el Mejor de los Misericordiosos.

CORÁN – SURA DE LOS CREYENTES

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s