Una reflexión acerca de porqué estamos como estamos y cómo evitar estarlo con vistas a una existencia plena en la Otra Vida.

Comenzamos este comentario en el nombre de Allah, el más compasivo, el más misericordioso, el Único Ser Verdadero que en su absolutez trascendente no depende de nada, mas de Él todo depende para su surgimiento, su mantenimiento, su desarrollo, su desintegración temporal y su re-absorción en la luz sempiterna e inexpresable de la consciencia no nacida, pre-eminente, pre-existente y consustancial a toda sustancia observable o no observable. Bendiciones sean sobre todos los mensajeros de Allah, en todo tiempo y en todo lugar, en especial alusión al sello de la profecía, el profeta del islam, Muhammad.

Y luego, esto decimos:

Ya hemos dicho en innúmeras veces que el objetivo de la guerra que el degenerado occidente colectivo ha desatado contra Rusia tiene el objetivo de catalizar una hecatombe nuclear que de pie, o paso, al levantamiento del anticristo, ese personaje que construirá, sobre las cenizas de lo que quede del viejo mundo, el postrero reino satánico de la bestia; un reino mundial, o nuevo orden mundial, sin fronteras, sin religiones no paganas, sin nacionalidades, sin heterosexuales, además de despoblado, verde y sostenible.

Los habitantes del reino del anticristo serán pastoreados por una IA (inteligencia artificial) que obrará el milagro de la inmortalidad metavérsica digital sobre la base de la inhibición del libre albedrío humano, de modo que ya nadie en absoluto busque la vida sobrenatural sobre los cimientos de la naturaleza mundana que el Creador creó para que el ser humano la trascendiera y hollara la luz del alumbramiento, imperecedera y omniabarcadora.

De esta forma, o manera, la desconexión del Creador será total y la bestia esperará poder anular el efecto de resonancia de la final trompeta convocadora de los vivos y de los muertos hacia el Juicio Final, en aras de vida eterna o condenación eterna. La bestia pretenderá eludir su castigo mediante el erigimiento de un mundo a su medida, una vez convertidos los sobrevivientes de la hecatombe en robots, esto es, en hombres desalmados, sin consciencia, esto es, sin la “antena” que capte las señales del Creador con vistas a su plan salvífico de redención en la Otra Vida, la vida verdadera y permanente.

La deshumanización rampante del LGTB y su deleznable cultura woke asociada solo fue el caldo de cultivo que fue necesario cultivar por el deep state para que todos cayeran en la trampa de la bestia de vivir sin una meta trascendente, sino mundana, de modo que cuando el anticristo proponga a los sobrevivientes ser marcados con su sello digital, todos aceptarán, pues ello conllevará poder seguir viviendo, aunque sea metavérsicamente, en la ilusoria vida que provea la IA.

Mas solo los que no desconocen el sentido de la vida serán salvos de la marca de la bestia y sus estragos post-mortem, pues sabedores de que el sentido de la vida no es vivir por vivir, sino vivir con vistas a la verdadera vida que se abre en la negación trascendente del mundo perecedero y sus placeres o dolores impostados, sabrán morir como mártires en el testimonio de la verdad, del amor, de la belleza y de la justicia temporales, reflejos del amor, de la verdad, de la belleza y de la justicia divinas.

FIN.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s