Vislumbres de la Belleza

Si Dios quiere próximamente publicaremos una edición impresa del libro “Vislumbres de la Belleza”, en la plataforma LULU.COM

Iremos publicando aquí el contenido del libro a medida que lo vayamos revisando para su impresión definitiva en papel. ¡Que redunde en un beneficio para todos los seres!

n o t a   a c l a r a t o r i a

Estos poemas y escritos son cantos a la realidad última que subyace al velo de lo creado, y su finalidad es vehicular el conocimiento que de ello pueda tener el autor con vistas a que prenda en aquellas personas a las que les resuene como siendo algo auténtico. La rima y la estructura de los textos aquí es lo de menos, y los versos pueden resultar en ocasiones repetitivos o deficientes, y la estructura poco clara, así como sus significados pueden resultar incomprensibles o absurdos. Es un libro para buscadores de la verdad que  intuyen que lo que aquí se expresa les puede resultar de provecho en su camino de vuelta al origen tras el extravío. Además, esta obra no ha sido revisada por nadie más que el autor, por lo que pedimos disculpas por los errores que puedan ir apareciendo. Si quieres ayudar a corregirlos con vistas a futuribles ediciones contacte con: despojosdeoccidente.org

portada vislumbres 2

DEDICATORIA

Estos poemas y escritos son para los amantes

Que en sus desgarros de amor

No aspiran a otra cosa que no sea Layla.

Haced uso de ellos como mejor os plazca

Y que el Dueño del camino nos enriquezca

Con una provisión sin fin.

Que la profusión de Sus luces magníficas

Nos alimente y nos sostenga

Cuando todo se derrumbe,

Y que tras el levantamiento del velo

Su amorosa presencia nos alumbre

Allí donde los luceros despuntan.

*

Acerca del autor: Uzman Javier García, Sevilla (1971). Es informático e investigador de las distintas tradiciones espirituales, así como de las causas de la manifiesta decadencia del mundo moderno, que ha asolado especialmente a occidente, con vistas al establecimiento de un nuevo orden mundial satánico sin fronteras, sin nacionalidades y sin religiones, bajo el mando de una pequeña casta de “iluminados”. Tomó refugio en las tres joyas (Buda, Dharma y Sangha) de la tradición kagyu del budismo tibetano con la maestra española Lama Tashi Lhamo, a la que considera su guía raíz. Prosiguiendo en su búsqueda espiritual, posteriormente se adhirió a la tradición islámica, tras la declaración formal del testimonio de que no hay trascendencia más que en Allah, y Muhammad es su mensajero (la ilaha illa Allah, Muhammad rasul ul-llah). Ha viajado varias veces a Marruecos, donde pudo convivir, aprender y beneficiarse del influjo (báraka) de maestros y discípulos del sufismo islámico, en concreto de la táriqa del Shaij al-‘alawi. Actualmente administra y escribe en el blog despojosdeoccidente.org, donde se explaya a gusto contra la modernidad y, sobre todo, le canta a Layla.

INDICE

Prólogo de Abdel-Wahid Gutiérrez Ontiveros

Prólogo del autor

I En el laberinto de su Belleza

II A los locos del linaje

III Layla

IV Si alguien pregunta por mí

V Todo brilla

VI Unidos en el amor

VII Los vientos han cesado

VIII El rostro de Layla

IX La luz del descubrimiento

X ¡Ay Layla!

XI El nudo del tiempo

XII El círculo ha sido establecido

XIII Si quieres…

XIV Un comentario a “Lamma bada yatathanna”, de la tradición Árabe-Andalusí

XV Mis ojos son la tumba

XVI Afirmando y negando

XVII Mi ojo en Su ojo

XVIII Si los hombres supieran

XIX ¡Danzad!

XX Las sombras del destino: Historia de una caída y de un regreso de vuelta a casa

-xxi- ¡ Oh fulgor !

-xxii- ¡Oh mundo!

-xxiii- Entre el cielo y tierra

-xxiv- La mirada

-xxv- Un canto a Salma

-xxvi- Breve historia de un enamorado

-xxvii- Rasgaste el velo

-xxviii- ¿Acaso no te basta con que Ella te ame?

-xxix- Allí donde las luces despuntan

-xxx- Como nudos

-xxxi- En las tabernas del amor

-xxxii- Polvo disperso

-xxxiii- La lucha será atroz, y será a muerte

-xxxiv- Salma tiene un vedado

-xxxv- Cuando los que aman se reúnen

-xxxvi- Que Salma me mate

-xxxvii- Unión

-xxxviii- Los límites son Sus puertas

-xxxix- Mi mirada es una espada certera

-XL- A los pies del maestro

-xli- UN CANTO A LA MUERTE

-XLII- UN CANTO A LA VIDA

-XLIII- UN CANTO AL AMOR

Epílogo