¿Por qué este blog?

ico-svas

Porque es necesario alertar del inminente colapso civilizatorio a aquellos que barruntan que algo, tras la feliz apariencia de este mundo moderno y democrático, no marcha bien. Porque es necesario avisar que la degeneración actual del ser humano responde a un plan perfectamente trazado por una gobernanza global que tras la cortina ostenta el control absoluto. Porque la libertad no es un bien en venta y no nos sometemos al malsano ambiente cultural dominante en occidente cuyo finalidad última es la producción en masa de individuos decadentes, sin moral y sin más dios que mera satisfacción del placer tanto físico como psicológico con vistas al establecimiento de sociedades dóciles e ignorantes, al gusto de los intereses de la gobernanza global satánica. Porque ya es hora decir alto y claro que el ser humano posee una innata realidad luminosa, bondadosa y trascendente que ha sido inducido a desterrar bajo el sofocante peso del dogma del evolucionismo al azar a partir de la nada. Porque Dios existe, y el ser humano es su creación máxima, diseñado de manera sublime para enseñorear el mundo en paz y armonía. Porque hay que desenmascarar a la simiente maldita inoculada en el hombre en aras de su total perdición y extravío.

Porque, en definitiva ya estamos muy hartos y cansados de tanta inmundicia, al mismo tiempo que ilusionados por el brillante amanecer que ya se vislumbra por las grietas que resquebrajan a un mundo abocado irremisiblemente a la autodestrucción por el abandono de la vía revelada, siendo el Islam su manifestación definitiva y última.

ico-svas

¿Por qué usamos la esvástica en la imagen de cabecera?

La esvástica (del sanscrito suastíka – “bienestar”) es un antiquísimo símbolo sagrado en el sentido de que es un recuerdo de nuestra realidad luminosa y trascendente oculta tras el velo de la apariencia: la realidad condicionada o mundo sensible. El giro de la rueda representa la armonía tras la culminación del conocimiento en aras de la actualización de la innata realidad tras el desprendimiento de los velos que perpetúan la existencia separada (el ámbito de la dualidad sujeto-objeto, observador-observado). Los que alcanzan dicha cima en el conocimiento de sí mismos son los vehiculadores de su transmisión, que de generación en generación ha ido pasando de boca a oído y de corazón a corazón, para el beneficio de todos los seres sensibles atrapados en la ignorancia del desconocimiento de su oculta realidad no condicionada y eterna. La expresión de dicho conocimiento se manifiesta en las cualidades del espacio abierto, luminoso y  no condicionado, que constituyen la realidad última: el amor, la no obstrucción, el bienestar, la paz, la armonía… etc, en contraposición a las cualidades que constriñen el espacio al ámbito de lo individual reforzando así la creencia ilusoria en un ego, o “yo” separado. Cualidades como la cerrazón, el egoísmo, la racanería, la envidia, los celos… etc, no son más que los síntomas de la ignorancia que implica desconocer nuestra realidad esencial luminosa, trascendente y eterna.

Si Dios quiere le iremos cantando a esa realidad, oculta tras los densos velos de la ilusoria manifestación de este mundo sensible, dentro del apartado ”VISLUMBRES DE LA BELLEZA”, en este mismo blog.

Y al mismo tiempo seremos despiadados con el degenerado y democrático mundo moderno, donde toda voz disidente que clame a favor de los valores de la tradición y la regeneración moral es sofocada por el malsano ambiente cultural dominante en Occidente. Han destruido la humanidad y aquí estamos nosotros para escupirles a la cara sus vergüenzas…

¡Que redunde en un beneficio para todos los seres en este final de ciclo previo al reinicio donde la preeminencia volverá a corresponder de nuevo, tras este largo extravío, al bien, a la justicia y a la sabiduría!

– Uzman García –

CONTACTO